Skip to content

Para dar sabor a tu huerto

  Las especias han sido cultivadas con propósitos medicinales y de cocina por siglos. Muchas de estas plantas repelen plagas y son generalmente fuertes, razón por la cual son excelentes opciones para comenzar un huerto casero.

Sin embargo, si ya cuentas con un huerto, estas plantas siguen siendo excelentes adiciones, o simplemente podrías crear un huerto exclusivo para estas hierbas. Aunque el sol como fuente de energía es importante en toda planta, las plantas de especias también se pueden adaptar a interiores, siempre y cuando cuenten con algún tipo de exposición a través de ventanas, en terrazas o balcones. Así que si no se cuenta con espacio de patio para el huerto, siempre se puede lograr hacer uno en un espacio interior.

No hay razón para no aventurarse a cosechar especias en casa; desde el aroma que dejan en el área de cultivo, hasta la frescura y sabores que añaden a cada plato, hacen que este pasatiempo se convierta en muchos beneficios.


Anuncios

Cilantro

Al igual que la albahaca, el cilantro se poda cuando florece (eliminar o cortar las flores) porque la planta puede morir eventualmente (planta bienal). El cilantro puede cultivarse de semillas ya que germina rápido. Lucas Noble recomienda crear una línea de cultivo y llenarla de semillas a lo largo. El cilantro o cilantrillo es una hierba fuerte y resistente que requiere sol, agua y buen drenaje. Utilizado en muchos platos alrededor del mundo, el cilantro por ejemplo, se utiliza en India como elemento fundamental del curry, y en Latinoamérica, como condimento esencial de platos típicos. Aparte de su uso en la cocina, el cilantro se utiliza en muchos sitios como remedio casero, con propiedades estimulantes y para problemas estomacales.

Romero

El romero es una planta que tolera condiciones pobres de terreno, sin embargo se le debe proveer buen drenaje.  Debido a que tarda mucho en germinar, es mejor adquirir la planta pequeña para luego re-plantarla en el huerto. Esta es una planta perenne, es decir, que sobrevive por muchos años y es muy resistente, inclusive en condiciones de poca agua. De todas estas hierbas, el romero es la menos agua que necesita y que en peores condiciones puede sobrevivir. Se utiliza para añadir sabor a las carnes y en la antigua Grecia, los retoños con flores eran utilizados por estudiantes para prepararse previo a sus exámenes. La razón de este dato curioso es que el romero siempre ha sido asociado a la retención de memoria.

Perejil

El perejil es una planta bastante fuerte que requiere sol, pero igual se puede adaptar a semi-sombras (invernaderos). Al igual que la albahaca, el perejil es una planta rastrera y aunque es bienal, es resistente a diferentes tipos de suelos. Lucas Noble aconseja que se consiga la planta pequeña en lugar de semillas, ya que su germinación requiere mucho tiempo; generalmente varias semanas. Una vez establecida en el huerto, probablemente la misma planta se encargue de proveer nuevas semillas para seguir creciendo su población. El perejil se utiliza mundialmente para decorar platos, sin embargo es una hierba rica en Vitamina A y C contiene propiedades anti-carcinógenas, baja la tensión arterial, mejora las afecciones hepáticas.

Albahaca

 La Albahaca ( Ocinum baslicum o albahaca dulce)

La albahaca pertenece a la familia de las labiatae y su origen se encuentra en India, donde se consideraba sagrada. Desde allí se extendería por Europa gracias a las culturas griega y romana. En antiguas civilizaciones como la egipcia, poseía un alto valor, siendo incluso un elemento utilizado en la momificación.

Propiedades

Al igual que otras aromáticas, como el romero o la salvia, resulta muy apropiada para cultivarla alrededor de otros vegetales que son atacados por plagas de insectos; además de ser útil para preparar infusiones, en la cocina, o para llenar la casa con su intenso aroma, tiene la propiedad de ahuyentar las plagas. Es una hierba considerada con influjos protectores y divinos sobre el hombre.

Elimina el agotamiento causado por el estrés, es revitalízate y favorece la memoria. Se le utiliza en los problemas digestivos. En la sinusitis y bronquitis utilizarla vaporizada. Baja la fiebre y estimula la menstruación. Es tradicional su uso en la gastronomía y remedios naturales Las hojas son la parte que se utiliza en la cocina, tanto si son frescas como secas. Las primeras poseen mucho más aroma y sabor. Si no se quieren conservar secándolas, también es posible congelarlas.
Sus aceites esenciales se utilizan también, en la elaboración de licores o para aportar aroma a sopas y guisos. El que usemos habitualmente tendrá un sabor diferente si durante unos días introducimos unas hojas en él.

También sirve como ingrediente de remedios naturales, en infusiones, en bebidas energéticas, para prevenir la caída del cabello o para combatir la halitosis. Asimismo, facilita la digestión. Para hacer  preparado, coceremos unos 20 gr. de hojas en un litro de agua. Se deja reposar y se cuela.